MEDITACIÓN LUGAR IDEAL DE DESCANSO

Cierra por un momento tus ojos y realiza algunas respiraciones profundas.

Piensa en tus recientes vacaciones y elige un lugar de los que has visitado.

Elige ese lugar en el que tú te sentiste tan bien, tan libre de ser tú, tan en paz.

Ese lugar en el que te sentías conectada con la naturaleza, con la vida, con la eternidad. Ese lugar en el que deseabas que el tiempo se detuviera.

Recrea en tu imaginación todo aquello que te rodeaba: paisaje, colores, sonidos, luz, personas, formas, objetos,….Trata de visualizarte a ti mismo en aquella escena, mírate cómo vas vestido, mírate los pies, observa con detalle el suelo que pisas.

Y sobre todo siente dentro de ti las sensaciones que tenías en ese momento: esa burbuja de paz, de serenidad, de que todo está bien, de que tú estás bien.

Y cuando sientas dentro de ti todas esas sensaciones de calma y bienestar, vuelve a hacer unas respiraciones profundas y vuelve al presente a tu realidad, sabiendo que puedes volver allí cada vez que lo necesites.

¡Todo está bien! ¡ Tú estás bien! ¡Adelante!

 

Elena del Valle Baranda

www.cursoscoachingmadrid.es

«El Faro que Alumbra tus Sueños»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *