Las máscaras que usamos ante los demás

En ocasiones usamos máscaras para aparentar lo que nos gustaría ser o tener ante los demás: riqueza, sabiduría, fama, belleza, poder. Nos movemos por el mundo proyectando “algo” que muchas veces no coincide con lo que realmente somos.

Esta falta de autenticidad es facilitada y reforzada por una sociedad obsesionada con la imagen y con valores centrados en el dinero, que muchas veces nos lleva a creer que si no mostramos estos aspectos, no somos lo suficientemente valiosos.

Nuestras máscaras también tienen su origen, en nuestros miedos, en el temor al rechazo, a ser juzgados negativamente por las personas que consideramos importantes en nuestras vidas. Muchas veces es a partir de estos miedos que empezamos a ponérnoslas y cuando menos nos damos cuenta, su uso se ha convertido en un hábito del cual somos cada vez menos conscientes y nos las creemos como si fueran propias.

Sin embargo, dentro de nosotros existe una “sabiduría interior” que nos empieza a mandar mensajes que nos indican que algo anda mal. No nos encontramos a gusto con nosotros mismos, sentimos que vivimos una vida “falsa”, nuestras relaciones son superficiales, no logramos conectar con los otros (familia, pareja, amigos) como nos gustaría.

Es en este punto, cuando aparecen estas sensaciones, que debemos hacer un pare en el camino y preguntarnos si esto es lo que queremos y si existen otras formas de transitar por esta vida.

Date un tiempo y un espacio para explorar en tu interior y explorar tus cualidades y más profundos valores y anhelos; esto debilitará las falsas máscaras que te has ido poniendo.

Si te ha gustado este artículo, dale a me gusta y reenvíalo a un amigo

Comparte tus opiniones y experiencias.

¿QUIERES APRENDER A DESCUBRIR QUIÉN ERES REALMENTE?

APÚNTATE AL CURSO  “¿QUIÉN CREO QUE SOY, QUIÉN MEREZCO SER?

Martes 10,17 y 24 de febrero 2015, de 19.30h a 21h 

RERSEVA copia 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *