¿Cómo llegar al Bienestar en Vacaciones?

Todos somos conscientes de las rutinas que tenemos durante todo el año. Esas rutinas muchas veces nos llevan a no ser conscientes de dónde estamos o hacia dónde vamos.

Las vacaciones están para relajar rutinas, para darnos cuenta que sí que podemos utilizar el tiempo en nuestro beneficio y que podemos conectar con esa parte de nosotros que damos de lado durante el resto del año.

Caminar con la brisa del mar

  • Dejar el despertador de lado y despertar en libertad, antes de salir de la cama mientras que dedicamos los primeros minutos a meditar un poquito es casi obligado.

Practica estas pautas durante las mañanas de vacaciones:

“Respira hondo, se consciente que estás de vacaciones, siente la brisa fresca que entra por la ventana, y medita sobre lo que quieres hacer durante tu día, en qué lo vas a aprovechar, qué es lo que te va a hacer feliz exactamente.

Aprécialo desde el mismo momento en el que abres los ojos. 

Medita en cómo puedes hacer feliz a las personas que tienes cerca, sea familia, amigos o desconocidos que se irán cruzando en tu camino. Imagina, dale forma y después simplemente hazlo realidad.

Y sólo entonces, después de dedicarte esos 5 minutos para despertar con ilusión, sólo entonces, si tu pareja está al lado, o en la cama de al lado está una buena amiga, por ejemplo, da los buenos días con todo tu cariño”.

 

  • Cuídate durante las vacaciones

No olvides que tu cuerpo necesita relajarse, y para eso el ejercicio, sea la modalidad que sea, es la mejor forma de cuidarse.

Practica las siguientes alternativas:

“Un buen paseo, una buena carrera, una buena ruta en bicicleta, clase de yoga o pilates, apuntarse a clases de baile, practicar la escalada, o aprender a surfear, etc…

Todas estas opciones son una manera ideal de comenzar el día, pero no por obligación sino porque lo disfrutas.  Quieres regalarle ese ejercicio a ese cuerpo que se pone en pie todos los días para ti.

 

  • Disfruta de la gastronomía

“Sigue cuidándote y dándote todo lo mejor en lo referente a la alimentación. Cuida tu templo interior

Estás de vacaciones. Disfruta de ese helado artesano que está tan rico.  No te cohibas y disfrútalo plenamente. Te lo mereces y te mereces disfrutarlo.

Eso sí, no satures tu cuerpo con una alimentación pesada o de productos tratados, porque pasará factura.

Mantener el equilibrio es el secreto en este aspecto. Ten en cuenta que “eres lo que comes”. Eso que llevas a la boca, va a pasar a formar parte de ti.”

Bienestar en la alimentación

 

  • Disfruta plenamente la compañía de tus personas queridas  

“Ofrece tu tiempo pero de verdad, estando presente, disponible al 100%, y disfrutando de experiencias en común que te lleven a conectar de nuevo con ellos.

Organiza actividades dónde todos juntos podáis compartir risas, experiencias y conversaciones interesantes.”

 

  • Descubre un sitio diferente, personas diferentes, idiomas o gastronomías diferentes

“Date el lujo de exponerte a lo desconocido para que ese aprendizaje te haga sentir más vivo.  Viaja de forma responsable disfrutando de lo local y sin comparar con lo que has dejado en casa y que tienes ya tan controlado.

Enriquecerá todos tus sentidos y tu interior.”

Descubre lugares nuevos

Siguiendo estos breves pasos, te aseguro que estas vacaciones serán intensas, divertidas y sobre todo disfrutadas.

Por encima de todo, te ofrecerán una conexión contigo mismo que seguramente querrás llevar a tu vida personal durante la época de trabajo o estudio.

¿Cómo harás eso? Lo iremos viendo más adelante…

Ahora es el momento de disfrutar y conectar contigo en época estiva… de practicar todo lo mencionado anteriormente sin preocupaciones.

Sólo conexión y belleza a raudales.

¡Felices Vacaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *