Beneficios del Turismo Responsable

 

… No sólo para nosotros si no para nuestro planeta.

 

Cuando viajas ¿lo haces para sumar lugares a una lista personal, para hacerte fotos o para obtener una experiencia que te aporte y te impacte en positivo?

Cuando vuelves de tus viajes ¿te sientes revitalizado, satisfecho y con ganas de más, o ha sido otra forma más de rellenar días de vacaciones?

Pero aquí va la pregunta definitiva sobre tu viajar…

¿Por qué viajas?

Hablemos de Turismo Responsable y Turismo Sostenible

Donde encuentro más inspiración sobre viajes e información útil en este respecto, es en el blog de Ana Gómez, Viajar alimenta el alma.

En uno de sus artículos explicaba las diferencias entre Turismo Responsable y Sostenible (te dejo el link por si quieres profundizar en el tema).

Leyendo este artículo me di cuenta que esta forma de viajar tenía mucha relación con el bienestar personal, con el quererse bien (autoestima) y querer bien a los demás (empatía).

 

 

Según Ana, el Turismo Responsable son las acciones que el viajero o turista elige libremente durante su viaje.

Las decisiones basadas en los Principios Básicos del Turismo Responsable son los siguientes:

  1. Respeta la cultura del lugar que vayas a visitar o al que te vayas a vivir una temporada.
  2. Respeta los derechos humanos siempre y en todos los lugares que visites.
  3. Respeta los animales del lugar y no participes en actividades dónde estén exclavizados o maltratados.
  4. Interactúa con los locales y contribuye a desarrollar su economía local y social.
  5. No regales dinero a los niños o personas que te encuentres. Regala algo útil para ellos y su situación personal.
  6. Elige, siempre que te sea posible, alternativas sostenibles en el lugar elegido.
  7. Busca información sobre la cultura y sus costumbres para que el choque cultural sea menor y actúes entendiendo su cultura. ¡Inteligencia Cultural siempre!
  8. Respeta y cuida su riqueza cultural. Aquí no hay cabida para vandalismos como llevarse trozos de palacios, dejar nuestra firma en paredes o árboles, no pagar entradas, etc…
  9. Utiliza de forma responsable los recursos naturales que te ofrece el lugar.  No gastes agua en exceso. Recicla siempre que te sea posible, consume productos de producción local, por poner unos ejemplos.

 

 

Por otro lado, el Turismo Sostenible se centra en facilitar alternativas de impacto positivo para el planeta y por supuesto para el resto de seres vivos, incluyendo al ser humano.

Siempre que se utilicen de forma sensata los recursos naturales y locales, siempre que se cuide y respete el entorno o la economía local del lugar, siempre que la cultura sea respetada, entendida y practicada en la medida de lo posible, estaremos practicando el turismo sostenible.

Algunas de las acciones más importantes para una práctica correcta de la sostenibilidad durante nuestros viajes serían:

  1. Se conscientes del uso del agua que hacemos.
  2. Reciclar durante nuestros viajes.
  3. Utilizar alojamientos que sean sostenibles en la medida de lo posible.
  4. Utilizar el transporte público, la bici o andar.
  5. Apoyar los comercios y productos locales.
  6. Comer productos de la zona y que sean de temporada en lugares regentados por locales y no por grandes marcas.
  7. Respetar las diferencias culturales y no juzgarlas.

Si pones en práctica todo lo mencionado, te darás cuenta que tus viajes toman una dimensión diferente.

La persona que no pasa de puntillas por aquellos lugares que visita, si no que va más allá y de verdad se acerca a lo local, interactúa con ellos, se empapa de la cultura y colabora a desarrollarla, conseguirá que ese lugar le toque el alma, y se sienta de alguna manera diferente a su regreso, porque realmente ya nunca volverá a ser el mismo.

La persona que viaja de forma responsable y sostenible consigue vivir una experiencia de vida.

Refuerza su autoestima, gana en empatía, aprende a poner las cosas en perspectiva y a flexibilizar su forma de mirar el mundo. En definitiva su calidad de vida y bienestar aumenta de forma espectacular.

Este debería ser el objetivo de todo aquel que toma una mochila o su maleta y decide irse a otro lugar una temporada. ¡No lo olvides!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *